Sin categoría

Embarazo y Ejercicio. ¿Compatibles?

Es normal plantearse si es adecuado o no la realización de ejercicio durante el embarazo. Cuando pensamos en hacer deporte se nos vienen a la mente imágenes de alto rendimiento; sin embargo podemos ampliar esa “visión” y encontrar actividades más adecuadas.

¿Te has preguntado alguna vez si es contraproducente realizar ejercicio físico durante el embarazo?; ¿Eres una deportista nata y te preocupa no poder realizar tu rutina?; ¿Buscas actividades alternativas para evitar el sedentarismo? En este artículo de Ropa Premamá intentaremos resolverte estas y otras cuestiones. ¡Acompáñanos!

La respuesta corta es si: Puedes realizar ejercicio físico durante el embarazo. Repuesta larga: Si, pero EVIDENTEMENTE con una serie de pautas. Así evitaremos poner en riesgo la seguridad del bebé; y de nosotras mismas.

Los beneficios que nos aporta el ejercicio durante el embarazo son múltiples: Cuidado y adaptación muscular y ósea, control de peso, estimulación global, desestresante; etc. Es por ello que tener una rutina adecuada a nuestro nuevo estado; así como las necesidades surgidas de este, puede ayudarnos mucho durante el proceso de gestación.

Actividades como el yoga, aquaerobic o caminar, de bajo impacto y dificultad moderada son muy buenas opciones a tener en cuenta a la hora de escoger nuestra rutina premamá. Tonificación, estiramientos o ejercicios pélvicos, si bien tienen una menor dificultad, también aportan grandes beneficios corporales y mentales a considerar.

Si se quiere optar por opciones un poco más “duras”, el ciclismo (con moderación y precauciones) y la natación podrían ser lo que estas buscando para tu rutina de embarazo.

Dicho esto, insistir siempre en el conocimiento de nuestro cuerpo, llevar un control; sino riguroso, al menos detallado de nuestra rutina y sensaciones posteriores así como acompañar estas actividades físicas con una correcta alimentación y un óptimo descanso. Todo esto nos ayudará a mantenernos sanas y fuertes.

Siguiendo estas pautas, y teniendo en cuenta nuestras elecciones, no deberíamos tener mayores problemas a la hora de realizar ejercicio durante el embarazo. Solo quedaría, pues, ponerse a ello y trabajar a nuestro ritmo por mantener esa saludable rutina escogida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!